¿Me puedo volver adicta a mi vibrador?

¿Puedo generar adicción a mi juguete sexual?

La respuesta es simple: NO. No puedes volverte adicta a tu vibrador.

Y te explicamos el por qué en meibi pensamos que No.

Cuando sentimos placer y tenemos orgasmos generamos una sustancia que se llama dopamina, un neurotransmisor que nos da la sensación de bienestar y felicidad, por lo que nos quedará las ganas de repetir esa experiencia.

Entonces si un vibrador o tu juguete sexual te genera placer y orgasmos, quizás quieras repetir esta actividad y hacerla de manera constante.

¿Esto te convierte en una persona adicta?

Nop.

La dopamina y todas estas sustancias que se generan al tener placer son beneficiosas y son una fuente saludable que no hacen daño, sino todo lo contrario.

(Leer: 10 GRANDES BENEFICIOS DE CONECTARME CON MI SEXUALIDAD

Es similar a las sustancias químicas que generamos cuando tomamos una caminata por la naturaleza o practicamos un deporte. ¿Está mal generarlas? ¡Ja! Pues por supuesto que no. 

¿Ya solamente querré sexo con mis juguetes?

No. O no necesariamente.

El buen sexo fomenta querer más sexo, es decir, generar placer y orgasmos de manera constante, hará que tu deseo esté nutriéndose y eso te mantendrá la "llama prendida" y estar con "ganas de más".

Luego ya sabrás tú si ese "buen sexo" deseas compartirlo con alguien más. 

Entonces, ¿Puedo usar mis sex toys sin preocuparme? Sí, totalmente. 

¿Qué pasa si únicamente puedo tener orgasmos con mis juguetes?

¡Qué rico! Sinceramente, no vemos que eso sea un problema... (hay personas que no son capaces de tener orgasmos de ninguna manera)
La buena noticia es que los juguetes sexuales son universales y se pueden usar en todo momento. No es únicamente para personas que se van a masturbar solas... ya hemos dejado claro muchísimas veces lo delicioso que es usar juguetes sexuales en pareja. Incluso para muchas parejas ya es rarísimo tener una sesión de sexo y no haber invitado un sex toy a la cama.

¿Qué sí puede pasar?

  • Puede pasar que nos volvamos perezosos y que siempre nuestro ritual para llegar al orgasmo sea absolutamente el mismo. Así somos las personas y a veces caemos en la famosa zona de confort. La recomendación de meibi es que no siempre te masturbes de la misma forma, puedes variar en posiciones, maneras de estimularte, lugares dónde lo haces, etc.
  • Puede pasar que como cualquier cosa (celular, tus galletas favoritas, etc.) puedes darles un mal uso. Tal vez desde no tener los cuidados higiénicos necesarios con tu juguete (¿Cómo limpiar mi juguete sexual?) o que este objeto esté interfiriendo en tu vida y responsabilidades. 

Lo que pensamos es que los juguetes sexuales son objetos de amor que nos ayudan a descubrir y probar cosas que quizás no habíamos probado en nuestro cuerpo. Son objetos que SUMAN a nuestras vidas y que acompañados de un uso responsable (como cualquier cosa en la vida) traerán muchas más cosas buenas de las que podemos imaginas. 

#VibraBonito

________________________________________________________

Dale el control a tu pareja y disfrútense con Dalia 

 

|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados