MANIFIESTO MEIBI

Ha llegado la era del placer.
Es el momento de derribar nuestros prejuicios,
de desconectarse en el oasis del clímax.
 
De resignificar a lo que llamamos malo,
porque nos han dicho que el placer no es bueno.
Que te tiemblen las piernas. Que no puedas callarte.
Momento de dejar las cadenas ajenas y derrumbar la propias.
Que vueles a otro mundo, que desaparezca tu mente.
Cada cuerpo es un palacio con infinitas recámaras
de placer a las que solo entras con la llave de la curiosidad.
De dejar las ataduras sociales que no nos dejan disfrutar,
 
Ha llegado la hora de volver a descubrir 
que fuiste creado con un extraordinario potencial
para regocijarse, al que sólo puedes llegar conociendo
mejor a tu ser y eligiendo libremente cómo complacerlo.
 Es el momento de reivindicar el placer y la libertad,
de entender que cada cuerpo es un templo de placer.
Tal vez es tiempo de sentir más los cuerpos y dejar de pensar tanto en ellos. De entender que en estos tiempos un orgasmo puede ser magia.
Tal vez es momento de callar a quien diga que el placer es malo.
Tal vez es momento de aceptar que somos seres sexuales desde
que nacemos hasta que morimos, de comprender,
que entre más me conozco, mejor vivo.
Tal vez llegó la hora de que yo elija libremente, sin imposiciones.
Tal vez es hoy. Quien te diga que el placer es malo es porque no ama la vida.

#vibrabonito