Usar posiciones con juguetes, masturbación mutua con juguetes, vibrador a distancia...Ya debemos de dejar atrás la idea de que los vibradores son únicamente para una persona.

¡No, no, no! Siempre se nos enseñó que los juguetes son para compartirlos y en el mundo de los sex toys, compartir tu juguete sexual con tu pareja debe de ser algo que tienen que probar al menos una (o dos mil) veces en la vida.

En verdad usar juguetes sexuales con tu pareja puede ser una experiencia super excitante, es aprovechar la tecnología que hay en el mercado y llevar el placer y el de tu pareja a niveles que nunca imaginaron.

Así que aquí te dejamos una guía bien básica para empezar a usar juguetes sexuales con tu pareja:

1. Elijan el juguete juntos

Esto no es necesario, porque tal vez tú o tu pareja ya tienen un juguete, pero, si no es así, comprar un juguete en pareja puede ser una experiencia super sexy, porque pueden hacerlo super agusto los dos desde un sillón, explorando todos los juguetes que tenemos en la tienda en linea de meibi e imaginando cómo pueden usarlos.

Si la imaginación les está fallando un poco, no se preocupen, en meibi tenemos una guía de posiciones sexuales con juguetes sexuales, la cual llamamos: el meibisutra.

Mientras van viendo qué juguete pueden elegir, vayan imaginando y creando escenarios de cómo van a usarlo y ya verán que terminarán dándose muchos besitos ese mismo día. Además, de que con un vibrador a distancia, puedes lograr que tu pareja se excite desde el otro lado de la cama o del sofá, o incluso en lugares públicos.

2. Preparen la sesión y no vayan directo al grano

Muy importante es saber que un cuerpo excitado, será un cuerpo con mucha más capacidad de sentir placer. Así que no escatimes en durar mucho tiempo en lo que mal llamamos “juegos previos”. Concéntrate mucho en los besos, en todo su cuerpo, no únicamente en los genitales, alarga y alenta cada momento. Y cuando ambos estén muy prendidos, ahora sí pueden darle la bienvenida al juguete sexual que van a usar. 

3. Me lubrico, luego existo

El lubricante, como siempre insistimos, es un básico en tus encuentros sexuales. Y en los juguetes sexuales no es la excepción. Un sex toy bien lubricado, será un sex toy con mucha más capacidad de darte placer. Así que no te olvides de poner unas cuantas gotas de lubricante en tu juguete, espárcelo y asegúrate que pueda deslizar bien sobre tu cuerpo. 

También puedes aplicar lubricante con manos o directamente a tus genitales y luego empezar a jugar con el juguete sexual.

4. Ve poco a poco

Empieza a jugar con el juguete alrededor de las zonas de placer de tu pareja, no vayas directo al grano, ya que no sabes cómo puede reaccionar con las vibraciones.  A través de pequeños acercamientos, vamos generando emoción y expectativa, para ahora sí, llegar al tan ansiado lugar, donde tu pareja se retorcerá y gritará de muchísimo placer. 

5. Escucha y comunícate con tu pareja:

Si estás estimulando el clítoris, no lo hagas como si fueras un dj, de una forma toda rápida.

Si estás estimulando un pene, no lo hagas como si estuvieras ahorcando a un pato.

Si estás estimulando la zona g de tu pareja, no lo hagas como si fuera botón de elevador.

Mejor comunícate y poco a poco lleguen a acuerdos de cuáles son los movimientos que más le laten a tu pareja, no asumas y sobretodo no copies de la pornografía lo que ves. 

Pasa igual con un juguete sexual, no hay receta alguna, sino la comunicación.