La próstata femenina existe

Hablar sobre la próstata femenina es realmente un tema controversial, sin embargo es importante que conozcamos que, existen muchas fuentes que aseguran que existe, y algunas otras que no lo aprueban y por ende lo niegan. Es importante mantenernos abiertas, abiertos y abierties a este tipo de temas y a todo lo que conlleva un nuevo conocimiento y más cuando hablamos de nuestra propia anatomía.

Existen estudios que demuestran que tanto la eyaculación femenina como la masculina tienen antígeno prostático. Y aunque no tienen la misma funcionalidad, se denominan ambas próstatas. Desde el año 2002 se ha reconocido por el comité Federativo Internacional de terminología anatómica la existencia de la próstata, y así mismo la eyaculación, por lo cual es ilógico negar su existencia..

Existe incluso material de tipo literario y textos de Skene, en los cuales se menciona que hay similitudes con la estructura de la próstata masculina, sin embargo, por la época en la que estos textos fueron hechos y se reconoció la existencia de la próstata femenina, fue muy difícil crear una relación directa entre las ambas próstatas es decir la masculina y la femenina. Por lo cual, se le denominó en ese tiempo ““glándulas de Skene” puesto que la próstata femenina es un conjunto de glándulas.

La verdad sobre la próstata femenina

Estos hallazgos fueron narrados y escritos alrededor del año 1978. Y desde ese año han sido pocas y pocos los investigadores que han decidido indagar más en el tema y han mencionado múltiples veces que las glándulas parauretrales de la mujer son idénticas a las del hombre, ambas tienen la misma capacidad de eyacular y el líquido es prácticamente igual. Todo esto evidentemente ha sido probado en laboratorios y autopsia, demostrando múltiples veces los resultados. Sin embargo, sigue existiendo gente que se quedó posiblemente en el año 1978 y niega rotundamente la existencia de una próstata femenina.

La ciencia, la sociedad, el sistema en el que vivimos puede tapar este hecho tantas veces como lo deseen, pero algo que es innegable es la existencia de la próstata..

La podemos sentir y en ocasiones la podemos ver. Ahora, después de tanto rollo demostrando su existencia ¿Dónde está y cómo puedo llegar a ella? Es más fácil de lo que creemos. Nuestra próstata se encuentra ubicada dentro del canal vaginal en la parte superior. Y no crean que está hasta lo más profundo de nosotras, no.

¿Dónde se encuentra la próstata femenina? 

Se encuentra dentro de los primeros 3 o 4 centímetros de nuestro canal vaginal.
Tiene una textura más rugosa que el resto de la vagina. Para estimularla tenemos que hacer con un dedito un movimiento como si estuviéramos diciendo a alguien “ven”. Es importante no exigirle a nuestra próstata absolutamente nada. Recordemos que nuestra sexualidad y emociones están completamente relacionadas y uno siempre afectará al otro, para bien o para mal, pero lo hará. Por otro lado, el lenguaje es súper importante y más aún cuando hablamos de nuestro cuerpo.


próstata femenina
El lenguaje puede cambiar muchas realidades y por años creímos que las mujeres no teníamos próstata ni el poder de eyacular. Existe un pánico gigantesco por decir “próstata femenina” porque literalmente sería un paso más para reconocer que en realidad cuerpos con pene y vulva no son tan diferentes uno del otro. No habría razón alguna o por lo menos
científicamente hablando para seguir sosteniendo una dominación patriarcal hasta en temas anatómicos y de cuerpo.

Las invito a conocer su cuerpo, a disfrutar su cuerpo pero sobre todo a saber lo que su cuerpo es capaz de hacer y de sentir.


Fuente: Pucha Potens, Diana J. Torres.

 

 

|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados