Fingir Orgasmos: El ciclo sin fin

¡Basta de fingir orgasmos ya!

Cuando en una relación sexual una parte de los involucrados se tiene que ver en la necesidad de fingir un orgasmo.

TODAS LAS PARTES PIERDEN, es más: TODA LA HUMANIDAD PIERDE. (jaja Y no exageramos) Pónganse a analizar, se crea un asqueroso círculo vicioso y un ciclo sin fin.

Analicemos un poco a los involucrados:

  • La persona que fingió el orgasmo seguramente no quedó muy satisfecha que digamos y no la pasó tan cómodo (o, ¿por qué se vio en la necesidad de fingir?)
  • La persona que CREYÓ que su pareja tuvo un orgasmo se irá a dormir muy tranquilo pensando que la manera en la que lo hizo funciona y lo seguirá haciendo igual. 
  • Y así: El ciclo sin fin 
ciclo sin fin al fingir orgasmos

¿Cuáles son las principales razones por las que una persona finge un orgasmo?

  1. Presión y miedo a lo que piense tu pareja: Hemos creado expectativas irreales sobre nuestra sexualidad, generalmente basadas en ideas machistas que absorbimos de la pornografía (¡Qué fácil se ve un orgasmo en la pornografía) y la cuál nos dicta cómo comportarnos o cómo debemos de ser en "la cama".

    Olvida todo eso. No tiene por qué importarte lo que tu pareja (ni nadie) piense de ti y de tu sexualidad, porque recuerda que partimos de la idea que toda sexualidad es única y la manera en cómo se disfruta es independiente y peculiar de cada persona.

    No tienes que quedar bien con nadie, ni cumplir con nada. Priorízanos y nos preocupamos mucho más por el placer de nuestra pareja que olvidamos el nuestro. No te olvides de ti, estamos demasiado presionadxs y precupadxs con que nuestra pareja disfrute y nos olvidamos de nosotrxs  mismxs.
  2. No quiero dañar o hacer sentir mal a mi pareja: tus encuentros sexuales deben de ser lugares y personas seguras con las que puedas comunicarte, sabemos que no es fácil. Pero debemos de aprender a comunicarnos en la cama y a SABER ESCUCHAR en la cama. Y si llega el día en que alguien nos diga: “oye espera, no me está gustando así, ¿podemos intentar mejor de esta forma?” Ser maduros, dejar la ego a un lado y entender que no debemos de saber qué es lo que le gusta a la persona “por obra de magia”.
  3. No comunico lo que me gusta:  Le entregamos la responsabilidad de nuestro placer a la otra persona como si ella tuviera que saber, por obra de magia, qué es lo que nos gusta.

    ¿No comunico por vergüenza? ¿Siento que se le puede tomar mal la otra persona?
    Debemos de aprender a entrar con una actitud de escucha y de empatía hacia el placer de otra persona, pero también de saber comunicar lo que nos gusta. Asertividad sexual.

    Pero para eso debemos de saber qué es lo que nos gusta, ese será el primer paso para saber ¿Qué es lo que vamos a comunicar?
Mira esta imagen, nos encanta el mensaje, es tan real:

expectativas durante el sexo

(También puedes leer: Comunicación, la clave del éxito)

4. Otra razón muy común para fingir un orgasmo es para poner FIN a la relación sexual del momento: una sesión de esas interminables que ya quieres que termine. (En meibi pensamos que hay otras maneras de terminar una relación sexual, en vez de fingir el orgasmo).

Las relaciones sexuales pueden ser placenteras sin la necesidad de llegar al orgasmo.

Luego pasa que la mente está tan clavada en llegar al orgasmo que esa es la presión principal por la que no llegamos.

Recuerda que un cerebro relajado, es capaz de generar mucho más placer. 

Tus orgasmos no dependen de otra persona, son tu responsabilidad. 

Claro que es súper chido toparnos con parejas que se preocupan por nuestro placer tanto como el suyo, quizás eso es parte del éxito en un encuentro sexual.

Pero, tú y solo tú eres responsable de tu placer y de tu orgasmo. Saber qué te gusta está en ti.

¿Qué posición te ayuda a llegar más fácil? 
¿Qué zonas de tu cuerpo y de qué manera me gusta tocarlas?
¿Cómo guío la mano o el cuerpo de mi pareja para generar contactos placenteros?

Eso, solo tú lo sabes. 

Esperar que la otra persona sepa qué es lo que nos gusta exactamente, es una expectativa que si te pones a pensar es: irreal y ridícula. 

Entonces, a través de la comunicación buscaré la manera conectar con mi pareja en ese momento y disfrutar lo más posible.

Porque de eso se trata un encuentro sexual: DE DISFRUTAR 

Y ya para cerrar:

El orgasmo es increíble, pero no debe de ser NUNCA nuestro objetivo final en una relación sexual.

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados