ENCUENTRO MOJADO

Me encanta tu piel canela, tan tersa, tan dulce. Es tan enloquecedor mirar cómo brilla tu piel dorada con los rayos de sol entrando por la ventana del baño. Me siento cautivada por cada centímetro de piel que recubre tus adorables senos, aquellos que me brindan la excitación ideal y el placer indicado para gozar más un baño nocturno.

Cada gota que resbala por tu cuerpo la voy recogiendo a cada beso que te regalo. En el proceso voy descubriendo las caricias que te encienden, que te motivan a seguir. Me voy mojando de una forma diferente, de una forma lenta y constante. 
Deseo que simplemente nos demos este baño de una forma suave, de una forma diferente: a caricias, besos, movimientos y seducción. Dejemos de pensar y pongámonos a disfrutar de la tensión que habita en la regadera, de la relajación que deja un baño caliente acompañado. 
Te confieso estar más excitada que de costumbre, estar con más deseo que ayer y con más ganas de tocar tu vulva que anoche. Siente a toques suaves mi vulva, siente cómo se va tensando con el roce de tus dedos, se lubrica más a cada centímetro que te vas acercando con MON
Soy todo deseo ahora mismo, tus labios sobre los míos me encienden los pezones, tu manos sobre mis nalgas prenden mis caderas, me volteo para el mero placer de sentir tus senos, de mojarnos mutuamente y de gozarnos al éxtasis. 
|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados