Me estoy enamorando de mi fuckbuddy ¿Qué hago?

“Acordamos que nuestra relación únicamente sería para coger, pero ahora estoy bien enamorado y pienso todo el día en ella…”.

“Tengo a mi fuckboy, pero últimamente reviso todo el tiempo sus redes sociales y checo si está en línea, he notado que me dan celos cuando sale con alguien más…”.

¿Estuviste alguna vez en alguna de estas situaciones?, o más bien:

¿Alguna vez tuviste una relación de fuck buddies y se dejaron de ver porque alguien se enamoró?

Bien dicen la frase: Quien se clava, pierde.

Y quizás esta debería de ser la premisa básica en este tipo de relaciones. No enamorarse. Pero, ¿es posible?

En este meibi.talk queremos darte tips para que tengas una relación con tu fuck buddy y no mueras en el intento (o al menos que nadie salga dañadx o con el corazón roto).

  1. Me preparo y me protejo: Es decir, si ya decidiste entrar a una relación de “amigos con derecho”, te recuerdo que estás entrando a un terreno donde ya sabes cuáles pueden ser las consecuencias.
    Lo ideal es que tú ya entres a la relación con información de cómo hacerlo bien y sobre todo con herramientas para tomar buenas decisiones y cómo poder ser afectivamente responsable, en principio contigx mismx y también con tu “free”. Esto ayudará a protegerte y que todo salga chido, el punto es que nadie salga dañado o traumatizado. Anota: Al aceptar una relación de este tipo, es para pasarla bien y tener momentos ricos de placer.
  1.   Establezco límites, más claros que el agua: Dejo las reglas del juego super claras desde el principio (¿y en qué relación no se hace eso?) establezcan parámetros desde un principio, las cosas que son negociables y las que no. Dejen, desde un inicio, muy claras las expectativas de lo que esperan y siempre manéjate con honestidad y claridad.

Aquí entran aspectos desde: ¿Somos exclusivos? ¿Podemos tener encuentros con más personas? ¿En qué momentos podemos hacerlo y en qué momentos no? Dejen claro cualquier situación y negocien lo que esperan de la relación. 

  1. Actualizo constantemente los límites: Todo tipo de forma de relacionarnos con alguien más cambia y evoluciona, las relaciones no son estables y una relación “free” tampoco lo será. Por lo que es importante examinar constantemente la postura de ambos y saber si todo va bien conforme lo acordado. Es vital que cuando las expectativas de alguno de los dos han cambiado, se comuniquen.

 ¿Es posible no involucrar emociones?

Es casi imposible NO involucrar emociones en un encuentro sexual. Hay complicidad e intimidad; además, no somos robots. En un encuentro sexual compartimos momentos, nuestro cuerpo y desnudez, compartimos una situación en la que nos vemos sumamente vulnerables, es por ello que es casi imposible que no se involucren emociones.

A esto, súmenle toda la descarga de neurotransmisores (dopamina, oxitocina, etc) que generamos al tener placer. Ojo, esto no quiere decir que ya amamos a la otra persona, sino, más bien:  ¿cómo vamos a gestionar estas emociones?

(Te invitamos a que leas: La conexión emocional en las relaciones sexuales)

Simplemente ser responsables afectivamente tanto con nosotrxs mismxs como con quien compartimos un momento íntimo. Y si tú piensas que te estás enamorando, te conviene ser lo más sincerx posible con la otra persona.

Recuerda dejar claras las cosas, como siempre desde un inicio.

Es que generalmente cuando alguien sale dañado de una relación de “frees” es porque no se han comunicado bien las expectativas y porque estas cambiaron y no se comunicaron a tiempo. 

La clave está en estar en constante comunicación, hablar y dejar las cosas claras.

Muchas relaciones “free” inician por un encuentro de una noche y luego se siguen dando, rara vez nos detenemos a generar esta conversación, en donde establecemos nuestros límites y qué esperamos de la relación.


(Leer más: Comunicación, la clave del éxito


¿Se vale tener una relación que solo sea para coger?

Claro que sí, no tiene nada de malo, pero aquí hay que estar muy atentos a la responsabilidad afectiva, ya que es la clave para construir cualquier relación sana.

Y sí, cualquier relación puede y tiene que ser sana, para lograrlo necesitamos responsabilidad afectiva. Sin duda, en una relación de “amigxs con derecho”, no es la excepción, es básica la responsabilidad afectiva. 


¿Cómo ser afectivamente responsable en una relación de “frees”?

  • Tener en cuenta el mundo emocional de la otra persona y saber, desde la empatía, que nuestras acciones pueden afectarla.
  • Responsabilidad afectiva es establecer límites y acuerdos, con el fin de respetarse y no herirse.
  • Dejar claras cuáles son tus intenciones y expectativas. 
  • Respetar los acuerdos y ser consciente de lo que nos está pidiendo la otra persona, sin caer en juegos de “intentar enamorarla”, o cosas así.

Todo tipo de relación es válida y lo ideal es poder hacer que nuestras relaciones, incluso cuando terminan, sean lo más sanas posibles y esto se puede lograr con responsabilidad afectiva; sin duda es la clave para que toda relación funcione de una manera sana y responsable. 


Una relación de fuckbuddies no tiene por qué terminar mal o que alguien salga dañado y con el corazón roto; porque simplemente si somos sincerxs y dejamos las cosas claras desde un inicio, será mucho más fácil saber a lo que nos enfrentamos y hacia dónde nos estamos metiendo. 


Así que si decides animarte a una relación de este tipo, cuídate, protégete (tus emociones) y disfruta. 

Por Roberto Levy, educador sexual

|

1 comentario

Yo tenia una relación de esas y pues me gustaba mucho xq lo hacíamos en un lugar fuera de lo común y pues todo cute, pwro empece a encariñarme y decidí cortar esa relación. Ahora me hace falta xq lo haría bien rico

Margarita noviembre 10, 2021

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados