Guía para perder el miedo al usar mi primer juguete sexual

Es verdad que toda primera vez nos puede representar cierto miedo y ansiedad. 

Y nadie nace sabiendo usar un juguete sexual, pero no te preocupes.

¡meibi al rescate! Te hemos preparado una guía para que te animes a perder el miedo a utilizar juguetes sexuales e iniciarte en un mundo mágico, donde encontrarás mucho placer y mucha diversión. 

    1. Enamórate del diseño: Recomendamos que tu primer juguete sexual sea un diseño que te enamore a la vista y al tacto, algo que te haga querer tenerlo en las manos y decir, “awwww, te quiero mucho, tócame” (jajaja). Y no un juguete que te intimide, que lo veas y no quieras tenerlo.
      Por eso en meibi, queremos que nuestros diseños sean cero intimidantes, si no todo lo contrario. Cuidamos muchísimo esa parte. 
    2. Infórmate: Recuerda que la información es poder y que entre mejor informados estamos, mejores decisiones tomamos. Pasa lo mismo con tu juguete, lee bien las instrucciones de uso, para que domines a la perfección su funcionamiento y saques el máximo provecho.
    3. Ve poco a poco: No hay necesidad de hacer todo en un mismo día, te recomendamos iniciar poquito a poquito con tu juguete; familiarizándote con su funcionamiento, con sus texturas, con sus vibraciones, esto puede ser un proceso de horas o incluso días. A través de pequeños acercamientos irás tomando confianza y cuando estés listx. ¡Ahora sí!, ve a por todas con tu juguete sexual. 
    4. Escúchate y comunícate: Escucha a tu cuerpo, respira y pon atención a las sensaciones que vas experimentando, enfócate en sentir bonito, sentir placer. Si lo estás compartiendo con alguien más, comunícate, recuerda que la comunicación es clave para que un encuentro sexual sea satisfactorio. 

Técnicas para usar tu primer juguete sexual

  1. Lubricante, tu mejor amigui: El lub hace que la experiencia mejore en su totalidad, aunque tú creas que seas una persona que lubrica bien de manera natural, te recomendamos que llenes tu juguetito sexual con mucho lubricante a base de agua, y luego recorrerlo por todo tu cuerpo, o por la zona que quieras.
  2. Ponte modo exploradorx: Conoce tu juguete sexual mejor que nadie, tócalo, siéntelo, muévelo, aprieta sus botones, familiarízate con su funcionamiento (cuántas velocidades tienes, cuáles son las vibraciones que te parecen interesantes, qué botón se detiene, etc.), entre más conozcas tu juguete, más provecho podrás sacarle. 
  3. Pasito a pasito: Lo mencionamos antes, no hay prisa, ve despacio, recuerda que es importante estar excitadx para que el placer que te pueda brindar tu juguete sexual sea aún mayor. Piensa en algo sexy y empieza a recorrer el juguete por todo tu cuerpo, ve checando en qué zonas te está encantando la sensación. Y ahora sí, cuando estés listx, y con suficiente confianza... ¡Ve por todo!

¿Cuál es el mejor juguete para iniciar?

Ve por algo pequeño y a la vez muy hermosa como lo es ELA, y es que ELA es una balita que vibra increíble, y que por más pequeña que se vea, lo que es capaz de hacer es inimaginable. 


Es fácil de usar, tiene 10 tipos de vibración distintos, controlados con un solo botón. Su uso es de una manera muy sencilla y su tamaño hace que puedas tenerla en tu mano de una manera muy fácil; además, podrás pasarla por todo tu cuerpo, y así descubrir las vibraciones en tus zonas favoritas.


bala vibradora

O puedes iniciar con algo experimental como es Pi, igual de un tamaño perfecto, con el cual podrás jugar con tu vulva de una manera super placentera, y es que su forma de pinzas hace que abrace cualquier parte de tu cuerpo a través de sus vibraciones.


Pi y su especial forma te permite poder jugar y descubrir no solo el placer en los genitales, sino también el explorar por todas las áreas del cuerpo que queramos. Así que, no limitemos tu placer únicamente a los genitales, todo nuestro cuerpo es placer (¡Yummm!).

juguete vibrador - meibi


Eso sí, que nadie conoce tu sexualidad mejor que tú, y de eso hablaremos ahorita, pero, te invitamos a que cheques todas nuestras opciones para ti y dependiendo de qué es lo que te gusta, elijas mejor.

  • Si notas que te gusta el placer en el clítoris, puedes checar nuestros succionadores de clítoris que estimularán tu clit como nunca nadie y nada en la historia podrá hacerlo; o sea, de una manera deliciosa. 
  • Si notas que te gusta el placer interno y explorar tu zona g, puedes probar un vibrador de inserción y tener un orgasmo mega intenso y placentero. 

Nadie conoce mejor tu sexualidad que tú

O al menos esa es la idea, así debería de ser.

Debes apoderarte de tu placer, conocerlo, saber cómo funciona y cuáles son esas zonas y lugares donde gusta que te toquen, sobre todo cómo te gusta estimularlas.


Y los juguetes sexuales nos dan eso y mucho más: nos permiten conocer, descubrir y apoderarnos de nuestro cuerpo; además de llevar nuestro placer al máximo. 


Recuerda que siempre podemos aprovechar su tecnología y diseños para nuestro favor. Así que no temas, no tengas miedo a probar, verás que es un mundo de muchísima diversión y placer.

Por Roberto Levy 

|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados