El órgano sexual más importante

¿Cuál es el órgano sexual más importante del ser humano?

La mayoría de respuestas van relacionadas a la zona genital, es decir, la gran mayoría de personas contestarían pene, vagina, clítoris, la piel… pero NO.

El órgano sexual más importante es, sin lugar a duda, el cerebro.

Ya lo decía Johns Money, famoso neuroendocrinólogo de EE UU: “El mayor y más potente órgano sexual no está entre las piernas de hombres y mujeres, sino detrás de las orejas”.

Bien, imagina esto, por más que tu cuerpo esté  sano físicamente, necesita que mentalmente o psicológicamente esté también muy bien, es decir nuestra psicología importa tanto como nuestra fisiología, sin duda.

Primeramente, hablemos de lo que necesitamos para lograr ponernos en modo, es decir, para estar excitadas o excitados, el cuerpo tendrá que liberar ciertas sustancias, ¿Quién las libera? El cerebro: feniletilamina, un componente de la oxitocina y también la famosa dopamina, neurotransmisor responsable del placer. Una vez generando estas hormonas, estamos listos para gozar del sexo.

Factores como el estrés o la ansiedad, pueden hacer que estos neurotransmisores no se liberen correctamente, por lo que el cuidar nuestra salud mental día a día será fundamental para una buena vida sexual.

Y eso no es todo, otro gran factor que interviene en el día a día son nuestro pensamientos. Si bien es verdad que hay problemas biológicos de índole sexual, muchos de los problemas que atienden los sexólogos como puede ser la eyaculación precoz en caso de los hombres  o el vaginismo en caso de las mujeres, resulta que el problema estaba en el cerebro, es decir, en nuestros pensamientos y cómo ellos se ven relacionados directamente  con nuestro rendimiento sexual.

Psicológicamente vamos absorbiendo creencias al grado de apropiarlas y adaptarlas a nuestra  manera de operar día a día, tanto hombre como mujeres, pero tiene que decirse, las mujeres sufren más en esta cuestión, ya que a lo largo de la historia, los humanos han querido separar el placer sexual de las mujeres, a través de la vergüenza, la culpa y el miedo, alejándolas de su propio cuerpo, de su propio placer.

En MEIBI invitamos a todas las mujeres a romper con esto, a hacernos responsables de nuestra propia sexualidad, de nuestros propios cuerpos, a ser sexualmente inteligentes, a vivir  de manera libre nuestra sexualidad y sin tabúes, saber qué te excita y que no, saber cómo llegar al orgasmo, a que nadie conozca más tu cuerpo que tu misma.

Queremos lograr que entiendan que gran parte de nuestra vida sexual se define por las cosas que hemos aprendido sobre el sexo, por lo que pensamos y cómo pensamos sobre el sexo y por lo que sabemos y creemos. Es decir, lo que pensamos de la sexualidad, los mensajes que recibimos culturalmente día a día, nuestras creencias, ideas aprendidas en medios, tabús, mitos creados por una sociedad consumidora de pornografía, afectarán directamente con nuestra vida sexual.

Un cerebro relajado es un cerebro con más capacidad de placer.

Nuestros pensamientos y creencias sobre el sexo pueden llevarnos a una vida sexual maravillosa y plena; o puede llenarnos de vergüenza y culpa.

El poder de cada persona en este planeta es entender esto y escribir tu propia historia de sexualidad, la que a ti te gusta, única e irrepetible, entendiendo que no existe lo normal o lo anormal.

(Conoce este KIT: MIS PRIMEROS JUGUETES) 😍

juguetes sexuales para principiantes
|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados