MITOS Y REALIDADES DE LAS MUJERES TRANS EN EL SEXO

Bueno, comienzo esta columna agradeciendo montones a mi querida Marisela Núñez y por supuesto a meibi que da acceso a nuestras realidades y que permite la representación, el acceso a espacios donde antes sólo éramos fetiches y patologías.

También, inicio diciendo que en esta columna me abro y vulnero sobre mis placeres y algunos secretillos, y lo agradezco, porque cuando nos vulneramos colectivamente, tejemos hondas redes de afecto que nos permiten caminar con amplia y sincera empatía… Sin duda, esto le viene bien al mundo, porque desde hace bastantes ayeres que la humanidad está muy aglutinada pero a la vez muy sola y poco unida.

¿Cuáles son los mitos que hay por ser mujer trans en el sexo?

El mito del sexo an4l 

Y bueno, ahora sí, ¿cómo nos gusta el delicioso a las mujeres trans? Sí, en efecto, el sexo anal es riquísimo para nosotras, especialmente porque tenemos próstata (qué cosa tan deliciosa), pero no a todas les encanta y, de hecho, a un gran porcentaje no les late ni poquito.

¿A qué se debe? Pues a que nuestra identidad, orientación, roll, expresión y gustos sexuales no necesariamente están relacionados. Por ejemplo, no por ser mujer trans necesariamente me tienen que gustar los hombres y tampoco los penes (pero sí, a mí sí), pero que a mí sí me encante la penetración anal en el autoerotismo con mujeres (o mujeres trans o personas trans-femeninas, etc), no excluye que me encanten los hombres y también me encante darles.

El mito del falocentrismo

Por otro lado, no todo es pene, ano y próstata para nosotras. Yo en mi periplo identitario descubrí que mi zona más erógena son los pezones. De hecho, para mí es más fácil tener un orgasmo con la estimulación de pezones que de próstata, por eso los juguetes que son para el clítoris, a mí me caen INCREÍBLE. Justo por eso es fundamental entender que si algunos juguetes son para ciertas zonas, lo cierto es que los puedes usar donde más te puedan causar placer; ¡de eso se trata!

Los juguetes sexuales no tienen género, lee más aquí 

Los juguetes sexuales tienen la usabilidad directamente proporcional a la creatividad de quien los usa; como en las infancias cuando se meten a una caja de cartón y piensan que es un cohete que va una galaxia distinta. Justo así, las mujeres trans podemos imaginar y usar los juguetes sexuales, aunque hayan sido hechos para vaginas, clits, etc.

El ultra mito de la eyaculación y el orgasmo

Ahora, está el ultra mito de la eyaculación y el orgasmo, que de hecho un gran número de mujeres trans también replicamos. Pues este mito dice que si no eyaculamos no podemos tener orgasmos… cosa de lo más falso. 

La gran parte de los orgasmos que podemos tener son más del pene, pueden ser con la próstata, pezones, orejas (riquísimo), etc., y con estos no se eyacula. De hecho, un buen número de nosotras buscamos no eyacular en el orgasmo, por eso, los juguetes que nos estimulan todo menos el pene son fabulosos (en especial pezones, mencionado por cuarta vez).

Personalmente, eyacular me gusta, y mucho, por eso los juguetes que estimulan mi GLANDÍTORIS y PÍTORIS me encantan.

Encuentra tu juguete fav para GLANDÍTORIS y PÍTORIS aquí. 

meibis, en este Mes del Pride, luchemos cada día y gocemos nuestra sexualidad con libertad. 

Por Daniela Muñoz Jiménez

|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados