El peor enemigo del sexo

Ya es sabido que la epidemia del mundo actual por excelencia se llama: ESTRÉS

El estrés está devorando poco a poco a la humanidad y lo peor es que pareciera no tener fin.

La persona promedio actual tiene mil cosas en la cabeza: correos por contestar, cuentas por pagar, whatsapps pendientes, lugares por conocer, estar bien con las amigas, con la pareja, etc, etc. (Ya me volví a estresar solo de escribir esto)

Y lo peor es que estando cansados: nos cueste dormir, pero pues es normal. si llevo todo el día estresada, con mi cuerpo estando a mil por hora y de repente llegar a casa y querer bajar las revoluciones a cero, es lógico que cueste trabajo desconectar

Y por supuesto que un área la cual se verá afectada sera: el humor y los estados de ánimo y está claro y es sabido que una persona que está de mal humor o con ganas de poco, su libido o deseo sexual disminuye en automático.

Si nos ponemos un poco científicos el estrés y todo lo que conlleva, hace que liberemos una  sustancia que es súper enemiga para nuestro organismo: el cortisol. El cortisol nos afecta en todos los niveles y en toda área de nuestra vidas, por supuesto que también en nuestra área sexual tendrá repercusiones. .

La excitación, el deseo sexual, la lubricación, el orgasmo, etc. son reflejos o acciones de las cuales se necesita un cuerpo relajado. También hay disfunciones sexuales que están directamente relacionadas con el estrés como podrían ser: disfunción eréctil, anorgasmia, vaginismo, entre otras.

Está claro que si estamos cansados del trabajo, nerviosos por un problema o si nos preocupa qué haremos de comer mañana, simplemente no vamos a tener tiempo para disfrutar

Y ahora no solo hablamos de disfrutar tu vida sexual, sino la vida en general, los pequeños momentos, volver más presente: el AHORA,  concentrarnos en lo simple, en lo que nos hace felices, y solo estando sanos y balanceados, nuestras distintas áreas de la vida brillaran y claro que sí, nuestros encuentros sexuales, ya sea nosotras mismas o con alguien más serán mucho mejores

Así que como podemos ver, tener una mente sana, nos ayudará; en primera, a que nuestro cuerpo fisiológicamente responda de manera adecuada a las respuestas sexuales, y también a que nuestra mente esté a modo para un momento sexuall, es decir: necesitamos la mente limpia y el sexo sucio (o duro, o lento, o cómo te guste)

|

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados