¿Cuándo es momento de decir Te Amo?

Decir “te amo” en una relación es de las conversaciones más controversiales cuando de noviazgo se trata. ¿Cuándo es el tiempo adecuado? ¿Y si no lo siente? ¿Y si me lo dice y no siento lo mismo? ¿Y si contesto algo estupido?

“En tres meses” fue la respuesta más votada en una encuesta que hice en mi Instagram, incluso en conversaciones con amigxs, suele ser el tiempo que dicen es el adecuado para declarar tu amor. Pero, ¿qué pasa cuando lo sientes desde el primer día, 3 meses o dentro de 2 años?

Entiendo que decir esa oración de dos palabritas en menos tiempo de lo que te echas un pedo puede ser algo apresurado. No queremos que un “te amo” se sienta imprudente; pero retenerlo hasta después de cierto tiempo porque “es lo correcto” o en el “escenario apropiado” suena falso y planeado. Si el objetivo de decir “te amo” es sentirlo y ser sincerx, entonces ¿cuándo es el momento adecuado para decir “te amo”?

Para mí, decir “te amo” no es un juego y no me lo tomo tan a la ligera. Es un paso importante en una relación, dónde la atracción física, sexual, intelectual y emocional, en fin, todo lo que admiro de una persona, escala a resumir la grandeza de lo que siento por alguien en una simple oración. 

Mi primer historia (que recuerdo) de un “te amo” fue en mi última relación seria. Comenzamos como amigxs, de esos cercanos que se platican con quien cogieron en una fiesta o a quien se querían dar pero sin “tenernos ganas”. La relación pintaba que seríamos muy buenos amigxs. No recuerdo en qué momento ya salíamos en citas y convivíamos juntxs más del tiempo que “amigxs” suelen hacerlo. Él dijo el primer “te amo” después de 3 semanas de relación. Entre en shock y estaba asustada; lo primero que pensé fue “ya valí vrga”, yo sentía lo mismo. Para mí, enamorarse es como una puerta abierta para introducir tu vulnerabilidad a alguien y no me es sencillo hacerlo con cualquier persona (amigxs y familiares incluidos).

Me moleste y lo acuse de loco porque “¿cómo puedes decirme te amo en menos de tres meses?” (así es, fuí víctima del “dentro de tres meses”) y me comencé a cuestionar -y autosabotear- si realmente yo lo amaba o si solo disfrutaba estar con él y coger. Me di un break mental y en 10 segundos disfruté de esa oración sin cuestionar la temporalidad porque yo también lo sentía. Puedo asegurarles queridxs meibis, que ese “te amo” de tres semanas ha sido el más real que he contestado.

Hay personas que describen un “te amo” como una firma a un compromiso o incluso como algo que deben decir a cualquier persona porque sienten algo en el momento. Algo que puedo aportar desde mi anécdota romántica compartiendo historias y experiencias con mis amigxs sobre este momento de nerviosismo es que cada persona tiene un concepto diferente de lo que un “te amo” debe significar y cómo debe sentirse.

Pensemos en la frase en inglés “falling in love”, que se traduce a “caerse de amor”. Caer es muy fácil, la gravedad hace el trabajo pero es muy distinto caerse de las escaleras a tropezar con una rama de un árbol a caer de un edificio de 25 pisos. Y si algo vuelve la caída tan irreverente, es que no avisa. Solo te tropiezas y caes.

Y lo entiendo, tal vez comparar el amor con una caída no es la metáfora más adecuada. Quizás decir “te amo” es una forma de aceptar esa caída que no avisa, una forma de aceptar un destino, y por lo mismo, no debería de tener una fecha de lanzamiento. 

Tal vez el momento adecuado para decir “te amo” es cuando se siente urgente. Cuando aceptas, abrazas y admiras con la persona (o personas) con la que estás es momento de decir “te amo”, porque queridxs meibis, no existe mejor momento para amar que ahora.

Por Jimena Toledo 

|

2 comentaris

Pero que pasa cuando la otra persona te lo dice y tu no sientes lo mismo?

Lau marzo 24, 2022

Q lindoooo

Julia febrero 08, 2022

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados